jueves, junio 01, 2006

Hoy el cielo llora

Oigo como la lluvia furiosa golpea los cristales de mi ventana.
Mientras, mis ojos hacen apuestas a la gota que más resbala en el cristal.

Mis dedos juegan incansables con los rizos de mi pelo y mis pies marcan el ritmo de una canción.
Mi estómago me recuerda la hora de cenar y engaño al hambre con mi último cigarro.
Su humo entra fluido en mis pulmones y sale por mi boca entre suspiros y canciones.

Mi mente es dueña de mi cuerpo, ya que mi corazón sólo late.
Y es que hoy la lluvia furiosa golpea los cristales

7 comentarios:

A las junio 04, 2006 12:51 a. m. , Blogger zooey ha dicho...

Hay momentos en los que no se puede hacer otra cosa más que estar ahí, simplemente escuchando la lluvia azotando los cristales.
Pero todas las lluvias cesan.
Un abrazo

 
A las junio 04, 2006 12:58 p. m. , Blogger Seleka ha dicho...

latir es bastante...
lo demás llegará seguro,
traído por la lluvia o el viento,
lo importante es estar atento...
estar...
Besos C.

 
A las junio 06, 2006 3:22 p. m. , Anonymous Anónimo ha dicho...

El hecho de que tu corazón pueda latir es mucho... El mío está hecho añicos.


Y sí, quiero ese abrazo.


Mil besos :)

 
A las junio 10, 2006 1:58 p. m. , Blogger LEO MARES ha dicho...

la lluvia puede llegar a ser muy hermosa, incluso ayudar a que tu corazón lata con más fuerza, con los sentidos renovados
un abrazo :-)

 
A las junio 12, 2006 5:48 p. m. , Blogger Isthar ha dicho...

La lluvia siempre acompañando pequeños momento de nuestras vidas... :)

 
A las junio 13, 2006 11:49 p. m. , Blogger White Fang ha dicho...

Ayer sonaron los rayos ahi fuera, cerca del camino que recorro. Pero no los pude ver, sólo escuché el rugir de la tormenta. Una tormenta enfadada, pero que no me acompañó.

Tormentas. Que vienen. Que van.
Caminando atrás quedan.
Yo camino. Con mis zapatos viejos.
Siempre camino. Así, nunca me he mojado demasiado bajo la lluvia.

Espero que camines, conmigo, con todos nosotros. Y que la lluvia que moja tus cristales no consiga entrar por tu ventana.

El camino está ahí mismo. Delante de tus viejos zapatos.

Un abrazo...

 
A las junio 20, 2006 12:03 a. m. , Blogger alma insomne ha dicho...

Prometo entrar en vuestros blogs y leer todo lo que en ellos escribís, pero el tiempo aún me come los días.

Gracias por entrar y comentar.

Besos y abrazos para todos.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal